¿Dónde puedo conducir mi carro a radiocontrol?

En el espacio asfaltado más grande y despejado que conozcas. Estos coches pesan alrededor de 2 kilogramos y teniendo en cuenta que es fácil alcanzar los 70 km/h, un solo golpe puede significar decir adiós, por ejemplo, a la suspensión.

Además, en muchos puntos de la geografía hay circuitos especiales para estos coches, pero muchos de ellos pertenecen a entidades privadas de las que tendrás que hacerte socio para disfrutar de las instalaciones que ofrecen.

WhatsApp chat